miércoles, 24 de octubre de 2012

LA NOCHE MAS SOÑADA

Temperley supero a Los  Andes en el clasico 91 de su historial 2 a 1 ,en un partido que se jugo con un estadio colmado de publico celeste que dejo en boleterias 262000  pesos ,el partido comenzo con un temperley que empezo a marcar el ritmo del partido manejando la pelota  en los pies de Gianunzio y Gimenez eran los encargados de manejar la pelota y un temperley que atacaba por el sector izquierdo con  Miramontes y  Demalde que se proyectaban constatemente y creaban situaciones de peligro en el arco visitante, corrian casi media hora de juego en un tiro libre del sector izquierdo llego el gol un tiro libre ejecutado por Gimenez que pateo al arco y el arquero visitante con la ayuda del mismo la introdujo en el arco  de ahi en mas Temperley siguio atacando llegando con peligro al arco visitante asi terminaron los primeros 45  minutos con un temperley que sabia lo que hacia  dentro del campo de juego .
Comenzo el segundo tiempo con las misma carecteristica con un  Temperley que buscaba ampliar la diferencia y un Los Andes que no encontraba la pelota, Lopez y Campodonico eran los encargados de crear esas situaciones y en unos de esos contragolpes Lopez se encargo de marcar la diferencia  ,ahi comenzo otro partido Los Andes salio a buscar el descuento que lo encontro en los pies de Ojeda y un Temperley   que supo manejar en los ultimos  minutos la embestida del equipo visitante y mantener esa victoria que festejo todo el pueblo celeste y el mejor regalo para comenzar  a festejar el Centenario.

1 comentario:

Bianca Pascuchelli dijo...

Es increíble el espíritu de pasión que levanta el futbol. Sé de muchísima gente del interior que es fanática de equipos porteños y hace lo que sea para venir a ver un clásico el fin de semana. De hecho, hay empresas especialistas que ofrecen apartamentos en Buenos Aires para aquellos que quieran venir solo para el partido. Les dan precios especiales, con transfer a las canchas y seguridad extra. Digo, para que existan estas empresas, tiene que haber clientela, y veo que el amor por el balonpie sigue latente!